lunes, marzo 08, 2010

Cenas Solas


Tú no tienes como yo,
cenas solas,
café a medianoche,
el sonido de la radio vieja
que murmulla canciones
donde sin besos hay sudor
y lágrimas
Tú no tienes como yo,
un gato que baila ochos a tus pies,
un cuaderno escolar lleno de nombres
entre ellos el tuyo que tacho
y nace en la página siguiente.
Tú no tientes como yo,
este poema, este genio,
estas palabras estúpidas y vacías,
porque escribiéndolas no he sonreído,
porque si las lees me amarás menos,
porque si me amaras
no tendría este poema,
porque me tuvieras
como yo a mis cenas solas.

No hay comentarios.: