jueves, marzo 11, 2010

Z


A buena hora
porque tenía sueño
nos piden cerrar los ojos,
y recibo con alegría
el agachar la cabeza
porque necesitaba ya el descanso,
y esto de ponernos de rodillas
se agradece.
Mis últimas palabras, señor,
sí,
cuando nos de el beso
de la buena noche
deje que duerma
yo y mis amigos,
en la misma cama

No hay comentarios.: